Si te interesa reflexionar sobre ciertos temas, dar tu propia opinión, conocer la de otros y debatirlas constructivamente, te invitamos a participar en este blog.
Elige el tema que te interese en la columna derecha, sección Temas tratados y escribe tu propia opinión.

~ Todos los temas están activos ~

La agresividad

La agresividad y la violencia afectan casi permanentemente a la sociedad humana y es responsable de buena parte del sufrimiento que ha experimentado la humanidad y causa de las numerosas muertes provocadas por sus múltiples manifestaciones: agresiones individuales y guerras.
En esta tertulia se tratará de descubrir el origen y las causas de la violencia y de las múltiples pautas en que se manifiesta.
______________
Para comentar este tema, vaya al final del artículo y pulse en comentarios.
Si no sabe cómo añadir comentarios, pulse aquí.


Yack:
La violencia y la agresividad son tan antiguas como la propia vida. Cuando el primer ser vivo apareció en el caldo nutritivo de una charca y comenzó a hacer copias de sí mismo surgió, por primera vez en la Tierra, la causa y origen de la agresividad: la escasez.

Las pequeñas criaturas que pululaban en la charca necesitaban los nutrientes para realizar copias de sí mismas, pero los nutrientes disminuyeron al ritmo que crecía su población hasta que sobrevino la primera era de escasez. A partir de este momento, los seres vivos tuvieron que disputarse los escasos nutrientes y, finalmente, comenzaron a devorarse mutuamente para obtener los recursos que necesitaban para sobrevivir.

En esta batalla universal por comer y no ser comido se desarrolló una nueva facultad: la agresividad, entendida esta como una habilidad para arrebatar a los demás los escasos recursos y, al mismo tiempo, evitar la rapiña ajena.

Puesto que los recursos nunca dejaron de ser escasos, la agresividad se fue desarrollando en los seres vivos en coordinación con el resto de facultades hasta llegar a la situación actual. Nuestra especie, como no podía ser de otra manera, posee su propia configuración agresiva a la altura de sus posibilidades y necesidades.

La agresividad, por lo tanto, se concreta en una conducta compleja que involucra a todas las facultades físicas y psíquicas del individuo cuyo fin es el de disputar los recursos escasos (comida, territorio, reproducción, jerarquía, poder, etc.) a los propios semejantes y al resto de las especies vivas que comparten su hábitat.

Puesto que el hombre, gracias a su inteligencia y a su tecnología, ha superado con creces al resto de las especies, su agresividad ha quedado dirigida casi por completo hacia sus semejantes.

Considerando los antecedentes comentados, debería sorprendernos más la conducta pacifica que la agresiva en el seno de la especie humana. La explicación, sin embargo, hay que buscarla en el hecho de que el hombre es un animal social y, cómo tal, se ve obligado a colaborar estrechamente para que su vida en sociedad sea productiva. Y para que la sociedad funcione, es necesario inhibir y controlar las manifestaciones de la violencia.

Para alcanzar ese objetivo la humanidad ha dedicado mucho esfuerzo a desarrollar un código de conducta que excluya radicalmente el uso de la violencia en las relaciones humanas. A su vez, para mantener este sistema antinatural ha creado un complejo mecanismo cultural de premios y castigos que se aplica automáticamente a todo aquel que cumpla o incumpla el precepto de no violencia.

Es todo un logro cultural y social el haber conseguido que el más fuerte renuncie sistemáticamente a un recurso que podría conseguir por la fuerza y para ello hemos tenido que implantar, mediante la educación infantil, un complejo sistema de reglas éticas, morales, religiosas y sociales apoyado en un complejo dispositivo dispensador de premios y castigos que vuelva más rentable para el individuo seguir las normas morales que saltárselas. Estos mecanismos dispensadores de premios y castigos se sustentan en un doble dispositivo: externo al individuo (cuerpos de seguridad, sistema judicial y penitenciario, crítica y boicot social, etc.) y otro interiorizado por el individuo mediante la educación (ética moral, remordimiento, autocastigo, búsqueda de aprobación, autorrecompensa, etc.)

Cuando un individuo logra zafarse de esa complejo condicionamiento antiagresivo, ya sea por efecto de alguna anomalía genética o por una educación incorrecta, puede convertirse en un psicópata, o en un asesino en serie y entonces se le detiene por la fuerza (el único medio que funcionará con él) y se le priva de libertad pues su presencia volvería insostenible la convivencia pacífica del resto.

Así pues, la violencia es un comportamiento necesario e imprescindible para los seres vivos, pero debe controlarse en el seno de los grupos colaborativos y el ser humano es, con diferencia, la especie más colaborativa. De ahí que seamos la única especie que ha repudiado la violencia como algo intrínsecamente malo, aunque al mismo tiempo la mantiene viva en los cuerpos de seguridad para imponer la disciplina interna y en el ejército para enfrentarse a grupos rivales.

La violencia, además, sigue empleándose entre grupos rivales, porque el grupo, unido por el fanatismo, se convierte en una unidad independiente con sus propios objetivos. La sociedad ha tratado de ampliar cada vez más el ámbito de los grupos en tribus, regiones, países y últimamente en comunidades supranacionales para reducir el riesgo de la violencia intraespecifica que tantas calamidades nos ha reportado en forma de guerras.

Pero volviendo a la violencia como facultad necesaria para los seres vivos, conviene matizar que el uso sistemático de la violencia para resolver conflictos por la posesión de un recurso escaso, consume demasiada energía y, por lo tanto, hay que someterla a un control riguroso que optimice la relación coste/beneficio.

Esta optimización se consiguió implementando en cada individuo un mecanismo evaluativo del riesgo de perder el combate (la lucha ritual) para que si el riesgo superaba cierto límite, se inhiba el impulso agresivo y se abandone el combate (huida). Usualmente la agresión sólo se produce cuando ambos contendientes tienen posibilidades parejas de ganar la disputa, pero no cuando la diferencia es significativa. También entra en juego el factor necesidad que puede ser importante para compensar pequeñas diferencias entre los contendientes.

Adicionalmente, existe otro mecanismo de optimización, que funciona dentro de las especies sociales, llamado jerarquía. La jerarquía es un orden de prioridad preestablecido basado en la memoria, que establece quien tiene prioridad, en caso de disputa, para acaparar el bien escaso sin necesidad de entablar una lucha y ni siquiera plantearse un enfrentamiento ritual de evaluación. Esta jerarquía se establece o se reacomoda mediante enfrentamientos esporádicos para readaptarla al poder ascendente o menguante de cada uno de los miembros del grupo jerarquizado.

Por último y en relación con la agresividad humana, conviene destacar un interesante matiz que ayuda a comprender su peculiar naturaleza. Se suele decir que el hombre es el animal más agresivo, porque mata a sus oponentes cuando -se afirma- en el resto de las especies salvajes, el vencedor respeta la vida del derrotado.

Pero esta afirmación, cuya veracidad es solo relativa, se explica por el hecho de que el hombre tiene capacidad para planificar el futuro a largo plazo y eso le confiere el poder de devolver el golpe en cualquier momento y aprovechando el factor sorpresa.

Así, por ejemplo, mientras que un determinado león siempre ganará la pelea a otro más débil (y ambos lo saben), un ser humano nunca podrá estar seguro de que un enemigo más débil no le arrebate la vida aprovechando que está durmiendo o que le ha dado la espalda, en especial si el contrincante emplea armas letales como piedras afiladas, mazas, flechas, lanzas, o pistolas.

Este comportamiento agresivo preventivo también se da, por ejemplo, en los leones, que matan a los cachorros machos de otros rivales para evitar competencia posterior cuando estos se vuelvan adultos. Aunque en este caso se trata de un cálculo instintivo, en nuestra especie hablaríamos de un cálculo planificado a largo plazo, basado en nuestra facultad de predecir el futuro a partir de la experiencia acumulada.

Puesto que en el ámbito humano no existe enemigo pequeño, la estrategia más segura es aniquilar al contrincante y a todos sus partidarios para evitar ataques sorpresa posteriores. Esta conducta agresiva preventiva, incompatible con la colaboración social, se puede evitar mediante la creación de un agente comunitario que se encarga de vengar la muerte de cualquier individuo para así disuadir a los miembros de la comunidad de aplicar el asesinato preventivo a sus contrincantes derrotados.

La mafia, por ejemplo, en un sistema no legal que trata de asegurar el orden social mediante la institucionalización de la venganza. Aunque sea responsable de cierto número de muertes por venganza, salva muchas más vidas al propiciar que el individuo victorioso de un enfrentamiento se sienta seguro, con vistas al futuro, respecto del riesgo de ser asesinado por el contendiente derrotado y así renuncie a privarle de la vida como medida de seguridad. El individuo victorioso calcula que el otro no lo asesinará en el futuro porque si lo hace, su clan no descansará hasta vengarse y, por lo tanto, no le resultará rentable asesinarlo. Este mecanismo de venganza postmorten, por lo tanto, crea una cobertura de seguridad futura que permite al ganador ser generoso con el perdedor y perdonarle la vida.

La mafia es un mecanismo sustituto del sistema judicial moderno que surge espontáneamente en grupos sociales poco civilizados y que suele desaparecer cuando se implementa un mecanismo más avanzado y eficaz como es el estado, la autoridad, el sistema judicial y penitenciario.


Warrior:
LA VIOLENCIA

Antes de hablar de la violencia, voy a tratar de definirla. Para mí la violencia es el comportamiento humano agresivo , involucrando el uso de la fuerza física, psicológica o emocional, con el fin de imponer a otros acciones y actitudes contrarias a su voluntad.
Como sabemos hay distintas teorías en cuanto a si la agresividad es natural en el hombre o no. Para los agresionistas innatos es genética, es decir, hacen una extrapolación del comportamiento animal y afirman que el hombre es agresivo por naturaleza. Para otros, y yo soy de esta opinión, aunque es cierto que hay un componente genético en la agresión, ésta se expresará según el ambiente social en que se desarrolle el individuo. Hay estudios antropológicos de tribus primitivas en las que no se manifiesta la violencia, resolviéndose los conflictos de forma pacífica e incluso castigando a los que se comportan agresivamente. Con esto se demuestra que no es genético sino aprendido el comportamiento agresivo del hombre. Es un hecho que los genes correspondientes a formas básicas de conducta humana como agresión, amor y altruismo son productos de una larga historia evolutiva. Esta evolución ha sido presionada por un medio social único, una zona de adaptación enteramente nueva, que es la cultura. Ésta ha influido en la conducta, no anulando los genes, pero sí canalizando su comportamiento, haciéndolo dirigir hacia modos tanto creativos como destructivos, gracias precisamente a la educabilidad y flexibilidad de la constitución genética humana.
En nuestra sociedad de hoy, los actos violentos parecen ir en aumento. Las causas son muchas y complejas: Hacinamiento en las grandes ciudades, desempleo, desarraigos culturales, emigración, guerras, etc., etc. El escenario de la violencia suele ser la guerra, la familia, la escuela, las calles……..Las víctimas son las mujeres, los niños, los ancianos, las minorías….
Ante esta situación, ¿qué hacer? Si, como he dicho, es el ambiente el que hace expresar la agresividad, será necesario educar al niño en un medio pacífico y con amor, lo cual hará que ese ser humano encamine su agresividad hacia la creación y no la destrucción.

3 comentarios:

  1. Warrior, comentando tu última afirmación sobre la conveniencia de educar en un medio pacifico y con amor, añadiría lo siguiente:
    Tal como alguien comentó en la tertulia, sería peligroso para el futuro del niño recibir una educación que no contemplara la violencia porque estaría a merced de los violentos sin saber muy bien como reaccionar. Estoy pensando en el argumento de "La naranja mecánica" como un ejemplo de lo que digo.
    Yo propondría una educación en la que se explicara al niño en qué consiste la violencia, sus orígenes y su utilidad. Y a renglón seguido se le mostraría cómo desarrollar estrategias para protegerse de la violencia ajena por métodos minimamente violentos (al estilo Kunfú. Es decir, el mensaje educativo podría ser: no uses la violencia sino como último recurso y si has de usarla ten en cuenta estas pautas... Adicionalmente aprende a inhibir la violencia de los demás con los siguientes métodos...
    Creo que sería un buen tema para una próxima tertulia las técnicas prácticas que podrían aplicarse para gestionar la violencia de los demás de manera óptima.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Plinio10:42

    yo creo que la violencia es un error de la naturaleza y que en la espeoie humana se da con más fuerza. Para que sirve la violencia sino para destruirlo todo.
    Que opinan....

    ResponderEliminar
  3. Contestando a Plinio, te diré que, en mi opinión, la Naturaleza no comete errores de largo recorrido, porque los errores son eliminados inmediatamente por efecto de la selección natural.
    La violencia sólo es un método eficaz de resolver conflictos entre criaturas que acceden a recursos limitados.
    Puesto que la Naturaleza es extraordinariamente prolífica, desde su punto de vista, la eliminación de seres vivos no es un inconveniente. En el Jurásico, por ejemplo, se produjo una extinción masiva del 90% de las especies y enseguida, en términos geológicos, se repobló todo el planeta con mayor variedad y riqueza de nuevas especies que ocuparon el espacio dejado por las especies que se extinguieron.
    La muerte, para la Naturaleza no es un problema. El problema es sólo para el individuo que muere.
    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Nos gustaría conocer tu opinión sobre el tema!
______________________________________________________
Si te interesa este tema y quieres recibir por correo los nuevos
comentarios pulsa sobre la opción AVISARME.
______________________________________________________