Si te interesa reflexionar sobre ciertos temas, dar tu propia opinión, conocer la de otros y debatirlas constructivamente, te invitamos a participar en este blog.
Elige el tema que te interese en la columna derecha, sección Temas tratados y escribe tu propia opinión.

~ Todos los temas están activos ~

Etica y moral

La ética y la moral son dos aspectos de la conducta humana que no compartimos con el resto de especies. En esta tertulia se hablará de su naturaleza, origen y utilidad para la sociedad humana.

________________________

Para comentar este tema, vaya al final del artículo y pulse en comentarios. Si no sabe cómo añadir comentarios, pulse aquí.


Warrior:
Comúnmente se confunde el significado de estos dos conceptos y se emplean indistintamente como si fueran sinónimos. Sin embargo, no son lo mismo.
La moral se refiere al campo de la conducta, de las acciones: lo que se hace cada día, en cada institución (familiar, parlamento, economía, etc.), regido por códigos concretos de conducta de tipo religioso o civil. La moral es normativa, porque establece las normas que determinan lo que es el bien y lo que es el mal. Estas normas emanan de la propia sociedad, son las costumbres vigentes en esa sociedad concreta y varían con el tiempo y con el tipo de sociedad. Por eso salirse de esas normas sociales establecidas se considera Malo y el respetarlas Bueno.
La ética se refiere a las concepciones de fondo, principios y valores por los que se rigen las personas y las sociedades. La ética se plantea no sólo saber el ¿qué debo hacer?, sino, ¿por qué debo hacer esto ? La ética y la moral no tienen por qué coincidir. Un ejemplo sería el que especula en Bolsa. Moral y legalmente es Bueno, pero y ¿ éticamente? Es ahí donde entran los valores y la reflexión individual. Estos valores básicos y universales serían: La Vida, el Amor, la Libertad, la Justicia, la Verdad y la Solidaridad.

3 comentarios:

  1. Warrior si lo he entendido bien, la diferencia entre ética y moral es la misma que hay entre precio y valor.

    Para ti, la ética es la valoración buena, profunda, personal, ideal, chiripitiflaútica, mientras que la moral sería una especie de mal menor, una norma fría, distante, injusta aunque útil, de menor rango.

    En mi opinión, no hay más diferencia que la subjetividad egoísta, travestida de clarividente: "Yo soy el que decide lo que está bien y está mal (ética) y me trae al pairo lo que opine la sociedad en su conjunto".

    Yo determino el valor de las cosas, en función de mis propias opiniones, deseos y creencias y repudio el precio, que es el valor consensuado por mis semejantes.

    Para mí, no hay diferencia práctica y lo único que vale es la moral, que es la única que tiene legitimidad, emanada del consenso mayoritario.

    Según tu teoría, un terrorista podría alegar que mata a los demás siguiendo sus convicciones éticas e ignorando la moral sesgada e injusta de la mayoría.

    El fallo de tu posición está en que no existe un criterio de rango superior a la moral pública, que determine el bien y el mal.

    Cualquier criterio individual es potencialmente peligroso e inasumible.

    En cuanto al ejemplo que has puesto en el que afirmaa que "especular" en la bolsa no es ético, es una opinión sin ningún fundamento.

    La especulación no es otra cosa que invertir tu dinero en aquello que consideras que tiene más futuro. Y al hacerlo estás contribuyendo al progreso selectivo de las empresas más prometedoras y a tu propio beneficio personal. Claro que si te equivocas en tu apuesta, serás el primero en pagar las consecuencias de tu error.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. La historia esta en que la bolsa es muy manipulable, un mismo banco puede hacer una venta masiva, crear una corriente de bajada, volver a comprar lo que ha vendido mucho mas barato, meterse en la saca un paston, y seguir teniendo las mistas acciones, eso es la especulacion pura y dura

    ResponderEliminar
  3. Esta es una de las leyendas urbanas más arraigadas, junto con la de que el inventor del motor de agua, es un taxista de Vallecas que vive amenazado por las multinacionales del petróleo, o que determinadas “familias” pueden ganar a las ruleta gracias a prodigiosos algoritmos de su invención.

    Imaginemos que un banco tiene un millón de las acciones Pepe y decide “especular” con ellas. Las pone a la venta todas a la vez y al producirse un aumento brusco de oferta, disminuye el precio, aunque no tanto como si hubiese una razón conocida (como un incendio de la sede central de la compañía Pepe) que justifique esa salida masiva de acciones.

    Supongamos que bajan un 5%. Si ahora el banco quiere comprarlas, va a ocurrir justo lo contrario, es decir que van a subir un 5%, por lo que no van a ganar nada.

    Si las cosas fueran tan simples, los bancos no tendrían oficinas ni empleados, sino un ordenador que se dedicara a comprar y vender en bolsa siguiendo el método “especulativo”.

    La explicación de por qué esto no funciona es que un operador (un banco, por ejemplo), no puede comprar/vender un bloque de acciones muy grande sin que el acto mismo de intentar comprarlas las haga subir/bajar. Te pongo un ejemplo.

    -Aquí el banco Santander. ¿A cuánto están la acciones Pepe?

    -A 346%.

    -Cómpreme 1.000.000.

    -Entonces no están al 346%. Tendré que reunir ese paquete y ya le diré a cuanto las consigo.

    Es decir, que comprar 1.000.000 de acciones no es como comprar un bolígrafo. Las acciones oscilan continuamente de precio y no existen paquetes de tamaño ilimitado a un precio fijo.

    Para cantidades importantes, el precio sube en la medida que afecta al equilibrio entre oferta y demanda.

    La especulación consiste en hacer cálculos de lo que ocurrirá en el futuro y apostar por ello, pero no se puede evitar el riesgo que conlleva el equivocarse al hacer esas predicciones.

    La bolsa y los mercados no son manipulables, porque están formados por agentes libres con acceso a la información disponible. La única excepción es la información privilegiada, que se da cuando un agente accede a una información importante que sólo él conoce.

    Sería el típico caso del limpiaventanas que oye por casualidad que la empresa Pepe se va a fusionar con la empresa Bermudez y nadie, excepto los que hablan, lo sabe. ¡Y ya es difícil!

    Fíjate que el simple hecho de que Botín tosa o se le vea cenando con un financiero, repercute en la cotización porque abre expectativas a favor o en contra de determinadas empresas.

    También se puede jugar con la información privilegiada, soltando un bulo falso y aprovechándose de los incautos que se lo creen, si es que alguno se lo cree.

    Pero la información privilegiada es como encontrarse un saco de diamantes a la puerta de tu casa. Puede ocurrir pero no es algo con lo que se pueda contar.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Nos gustaría conocer tu opinión sobre el tema!
______________________________________________________
Si te interesa este tema y quieres recibir por correo los nuevos
comentarios pulsa sobre la opción AVISARME.
______________________________________________________