Si te interesa reflexionar sobre ciertos temas, dar tu propia opinión, conocer la de otros y debatirlas constructivamente, te invitamos a participar en este blog.
Elige el tema que te interese en la columna derecha, sección Temas tratados y escribe tu propia opinión.

~ Todos los temas están activos ~

¿Sirve para algo hablar?

La característica más notable que tiene la especie humana es la de hablar, es decir, la de comunicar la complejidad del pensamiento a sus semejantes. Sin el habla, no habría cultura ni civilización, ni tal vez inteligencia tal como la entendemos.
Sin embargo, a veces puede sorprendernos el hecho de que nuestras palabras no ejerzan efecto alguno sobre los demás, dándose el caso de repetir cientos de veces un mismo razonamiento o argumento a un interlocutor sin que este experimente el mínimo cambio en su posicionamiento inicial. Y esta peculiaridad de la mente humana no cambia en función de los conocimientos, experiencia o inteligencia del receptor. Entonces, es cuando nos preguntamos a nosotros mismos, ¿sirve de algo hablar?
______________
Para comentar este tema, vaya al final del artículo y pulse en comentarios.
Warrior:
Todos los animales se comunican bien con sonidos, gestos e incluso químicamente. El hombre es el único animal que habla, pero hasta la invención del lenguaje también lo hacía de esta manera, sin embargo es el lenguaje el que desarrolla el pensamiento y cuanto más profundo y complicado se hace más necesaria es la comunicación por medio del habla.
El hombre primitivo sólo con unas cuantas palabras podía cubrir sus necesidades, pues sus actividades se limitaban a la supervivencia. La cultura va ampliando el horizonte del hombre, descubriéndole nuevos caminos y consecuentemente la necesidad de tener un vocabulario más amplio para describir todo aquello nuevo que se le va desvelando. Todas sus experiencias, sentimientos y habilidades necesarias para su supervivencia las transmite por vía oral. Llega un momento en que con sólo la palabra no le basta, tiene que dejar constancia por algún otro medio que le permita transmitir con fidelidad lo que piensa y lo que sabe: por eso inventa la escritura.
Queda claro que el hombre habla para comunicar algo a otro hombre, por lo tanto las dos condiciones necesarias para hablar son que haya algo que comunicar y a alguien. Partiendo de estas premisas podemos considerar las dos partes de la comunicación: el que dice y el que o los que oyen. Debemos considerar también si lo que dice el que habla interesa a los que oyen y si lo hace con claridad, en el sentido de que expresa lo que quiere decir y si los que escuchan lo entienden.
Una de las dificultades de la comunicación es, precisamente, que no haya entendimiento entre las partes, bien porque el que dice no dice bien o el que oye no entiende. También hay que tener en cuenta que, a veces, se utiliza la palabra para comunicar temas que se escapan al lenguaje. ¿Cómo definir una sinfonía con palabras sin haberla oído? ¿Cómo hacerlo con un cuadro sin haberlo visto? ¿Cómo definir la belleza? Todos hemos oído la frase “no hay palabras para describir esto o aquello”
Como vemos ¿SIRVE PARA ALGO HABLAR? Es, como todo lo demás (parafraseando una película de Woody Allen) muy difícil de contestar pues hay tantos factores intervinientes que tendríamos que contestar DEPENDE.

5 comentarios:

  1. Si eso de repetir lo mismo a pesar de que hay muchas cosas que dicen lo contrario y intentar comunicarlas. Es uno de los grandes problemas de la sociedad, jejeje.

    Yo creo que si debemos hablar, por que seriamos poco sociales. Sin discriminar. Es que al no hablar o no comunicarse mucho, se pierden algunas cosas, por ejemplo cuesta mas, todavía, comunicarse con la gente por falta de práctica. Esto se puede solucionar hablando mas con la gente. Se puede generar mucha timidez al acercase a las personas. Puede ser tanto que hasta la forma de caminar cambia, pero esto si tiene solución, solo hay que tratar con gente normalmente. También se genera un poco de paranoia, creo.

    A veces, en mi caso, puede que no me interese para nada lo que nos hablan, por ejemplo a mi no me interesa hablar de comida y cosas. Pero si todos hablan de comida, me tengo que adaptar o tratar de decir por que no me gusta hablar de comida. Lo último, si, es una buena alternativa por que si puedo comunicar lo que pienso, lo que creo que es bueno. Y en el caso contrario, no comunicar lo que pienso, se sumaria un pequeño punto para no ser social. A mi no me interesa mucho lo que hablan la mayoría de las veces mis amigos, lo que veo mas seguido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que la mayoría de las veces no nos interesa lo que dicen nuestros interlocutores, pero conviene aparentar que nos apasiona. De no hacerlo así, nadie escuchará lo que nosotros digamos, que tampoco interesa a la mayoría de nuestros interlocutores.
    El truco, para ser un buen conversador, es hablar sólo de lo que le interesa al otro y, sobre todo, dejar tiempo para que hablen los demás.
    Salvo contados casos, las conversaciones más estimulantes son aquellas en la que más tiempo hablamos nosotros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para qué hablar? Desde que se sabe que no se mantiene una isomorfía entre lenguaje y pensamiento y a su vez con la realidad (no son equivalentes absolutos), de ahí el problema de la comunicación. La manera de socializarnos (externalizarnos) como sujetos es comunicarnos, si la repetición de un argumento no cambia la postura se debe a que el receptor no tiene porque moverse (casi nunca nadie lo hace) por expresiones puramente formales o quasiformales, la manera en la que se expone también cobra relevancia. Las conversaciones son estimulantes cuando el contenido que se pone es interesante (para los interlocutores) y existe el diálogo abierto, no solo cuando hablo yo.
      P.D: En comunicación hay cuatro componentes: emisor, receptor, mensaje y transmisión del mismo. " ¿Cómo definir una sinfonía con palabras sin haberla oído? " Si nos propusiesemos esa acción, seríamos insensatos. intentar aprehender la sinfonía en palabras es el problema de si es posible transcribir música en palabras. Sin más, era por matizar a Warrior.
      Saludos. Gracias de antemano.

      Eliminar
  3. De acuerdo en lo esencial. Sin duda no existe esa isomorfía perfecta, pero la importancia trascendental del lenguaje humano se basa precisamente es el cumplimiento, aunque imperfecto, de esa isomorfía.

    Al margen de este planteamiento general, podemos encontrar utilidades estratégicas y puntuales en el engaño, pero eso solo es anécdota si la comparamos con su utilidad principal, la que le da sentido y explica su existencia: el intercambio de información útil entre los seres humanos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. gracias me sacaste de un apuro

    ResponderEliminar

¡Nos gustaría conocer tu opinión sobre el tema!
______________________________________________________
Si te interesa este tema y quieres recibir por correo los nuevos
comentarios pulsa sobre la opción AVISARME.
______________________________________________________