Si te interesa reflexionar sobre ciertos temas, dar tu propia opinión, conocer la de otros y debatirlas constructivamente, te invitamos a participar en este blog.
Elige el tema que te interese en la columna derecha, sección Temas tratados y escribe tu propia opinión.

~ Todos los temas están activos ~

¿Somos todos iguales?

La pregunta que en esta ocasión trataremos de responder ha adquirido en los últimos tiempos fuertes connotaciones políticas y se ha convertido, por ende, en una pregunta crucial en el test de progresismo y de legitimidad democrática. Y esto es comprensible si recordamos que la democracia se basa en la máxima de “un ciudadano un voto”.

Sería suicida, desde el punto de vista político o social, sostener la hipótesis de que no todos somos iguales, porque esto significaría que unos son mejores que otros y eso enfadaría mucho a aquellos que se consideran o son considerados inferiores. Y si se enfadan no votan al que hace tal afirmación y sí al que hace la contraria. Y puesto que de lo que se trata es de ganar votos, antes que decir verdades incómodas, todas las organizaciones democráticas han optado por sostener, con carácter axiomático, la teoría de la igualdad.

Pero dado que esta tertulia está más interesada en descubrir la verdad que en conseguir los votos y el apoyo de la mayoría democrática, trataremos de ser objetivos, aunque eso nos obligue a ser políticamente incorrectos.

13 comentarios:

  1. Definitivamente, no somos todos iguales, pese a lo que nos quieran hacer creer.

    Distintas personas aportan distintas cosas a su país (hablando de la igualdad del voto), por lo que debería discriminarse eso de alguna forma. No es lo mismo (por ejemplo) un médico reconocido con varios premios y que realiza tareas voluntarias en zonas inhóspitas, que un violador serial.

    Pero, por supuesto, para poder modificar la política, hay que adentrarse también en las leyes sociales (y en las leyes mismas). El caso político no es más que un reflejo de esa igualdad mentirosa que tenemos hoy en día en la sociedad toda.

    El problema es que, en pos de la 'igualdad para todos' sin importar la realidad, se va a tratar de extender eso hasta donde se pueda. Y esto trae aparejado un sentimiento de inequidad entre los que más hacen o más se esfuerzan por ser mejores. Y así, logramos cada vez lo contrario de lo que queremos sostener.

    Saludos
    PLPLE

    ResponderEliminar
  2. El hombre es una especie jerárquica y social, como cualquier primate. Esto significa que forman agregaciones dominadas por un jefe, rey, o presidente del gobierno que toma las decisiones importantes.

    A continuación viene una casta intermedia de dirigentes, nobles, aristócratas o ministros que, en términos coloquiales, son los amigos de confianza del jefe. Él les concede prebendas, derivadas de su poder y ellos, a cambio, lo apoyan en su cargo.

    Por último está la masa, plebe o pueblo llano al que ahora se le llama “ciudadanía” que carece de poder y que es la que hace todo el trabajo duro.

    Cualquier época histórica ha funcionado bajo este modelo porque esa es la única forma posible de organización que admite la sociedad humana. En tiempos pasados, el poder del jefe se basaba en la fuerza, luego se cambió por el designio divino y, por último, nos han convencido de que viene de la voluntad del pueblo llano, a través del voto popular.

    Pero, como tú muy bien dices, el hecho de que todos los miembros del grupo puedan votar en igualdad, anula y absorbe cualquier intento de rebelión contra el poder establecido. Al final, el voto se capta con técnicas de marketing electoral, seleccionando presidentes con carisma que tengan el don de las lenguas, es decir, que cuando hablen digan lo que todos quieren oír, a fuerza de utilizar un lenguaje equivoco, vacio y de múltiples interpretaciones.
    Pero ese es nuestro destino y es mejor no intentar otros métodos, porque sería aún peor. Al final sólo somos monos con chaqueta y teléfono móvil.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ahora los políticos están utilizando estrategias de marketing y publicidad, sensacionalista. Publicidad que llega directo al corazón.

    Creo que muchas veces los políticos ocultan lo que piensas de algunas cosas, o prefieren no opinar sobre temas, como el aborto, el matrimonio gay, la pena de muerte, etc. Por que son temas que generan muchos desacuerdos y es muy probable que le reste muchos votos hablar sobre esos temas, por que pasaría a llevar a muchas personas.

    La manera de ganar votos en política, no esta orientada a la verdad ni a la razón. Sino de conquistar al mayor grupo de gente.

    Si llegara un político que dice lo que piensa de forma inteligente y no utilizara estrategias de persuadir a la gente para obtener votos. De seguro no ganaría. Si quisiera ganar las elecciones presidenciales tendría que forzosamente utilizar técnicas para persuadir a la gente. Por que los otros candidatos sin duda lo harán, ya que es lo mejor que se puede hacer para conquistar a la gente. Sea usando publicidad atractiva o diciendo cosas exageradas como "no habrá delincuencia mientras gobierne", "votar nulo es votar por juan peres(el otro candidato)", "todos podrán participar de nuestro gobierno", "votar por juan peres es votar por un país mas justo", etc.

    Osea que la forma de elegir al presidente esta mal. Hago esa crítica, pero no se como mejorar la forma de elegir a un presidente.

    Tal vez sería mejor que no existiera un presidente. Las hormigas no lo necesitan y funcionan de maravilla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Estoy al 100% de acuerdo con tu comentario. La honradez y hasta la sabiduría pueden volverse contra el político si no sabe gestionarlas adecuadamente. La única ideología posible para un político con aspiraciones al poder, es la de ganar votos y este objetivo condiciona dramáticamente su conducta.

    La gran deficiencia de la democracia es que se ponen las decisiones en manos de una masa inculta que debe elegir al piloto de la nave. Por eso, para un país, mucho más importante que tener buenos políticos, es tener un buen electorado.

    Los países más avanzados no lo son por razón de sus políticos, sino por causa del conocimiento de sus ciudadanos. Ellos se encargan de seleccionar a los mejores políticos y, sobre todo, a los mejores programas de gobierno de cuantos los políticos les ofrecen.
    La culpa de la demagogia y de los programas de televisión basura no es, ni de los políticos ni de los productores, sino de los votantes y de los telespectadores.

    La única fórmula para tener mejores gobernantes pasa por enseñar en las escuelas a pensar y a la forma en que funciona la sociedad humana aquí y ahora, antes que latín, griego, geografía o historia.

    En cuanto a las hormigas, sería deseable que, como ellas, nosotros los humanos no tuviéramos necesidad de un jefe, pero por suerte o por desgracia, nuestro diseño exige que seamos gobernados, mientras que el de las hormigas las hace autosuficientes en ese campo.
    ¡Alguna ventaja había de tener ser hormiga!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Juan Bautista19:05

    La sociedad humana está organizándose cada vez con menos jerarquía. Así lo demuestra la historia, especialmente en los países occidentales. El ciudadano común cada vez tiene más poder en la toma de decisiones, lo que no ocurría antes, donde existía una casta aristocrática que provenía del poder establecido y que gobernaba y era dueña de lo que existía en su territorio.

    Existen varias razones por las cuales esa organización jerarquizada ha ido desapareciendo:

    1) Creciente consenso de la igualdad de derechos de todos los hombres. Desaparece la imposición natural que establecía la existencia de hombres de primera, segunda y tercera clase. Este derecho es producto de una concepción filosófica del hombre.

    2) En razón de esta concepción, el ciudadano ha ido ganando cada vez una mayor participación para definir sus organizaciones y sus representantes y así evitar las tiranías y el aprovechamiento de unos pocos en pos de su bienestar personal y en contra del bien común

    3) Es así que hoy en día es la democracia representativa el tipo de organización que se está imponiendo en todo el mundo, con algunos casos de democracia directa, como Suiza y más de la mitad de los estados de EEUU.

    4) Los mayores niveles de educación están permitiendo una ciudadanía más preparada para la toma de decisiones

    5) Con el desarrollo tecnológico, además, las personas disponen de mayor información y cada vez más oportuna, lo que les permite organizarse muy rápidamente para hacer valer sus derechos

    6) La no discriminación, que nace de la igualdad de derechos para todos, se está convirtiendo en un valor compartido globalmente, que está permeando todas las estructuras y organizaciones sociales.

    Como podemos ver, las organizaciones del hombre no siguen las determinaciones del resto de los animales, ya que a diferencia de éstos el hombre tiene conciencia de sí mismo, lo que le permite construir no sólo herramientas que no están en la naturaleza sino también organizaciones sociales que tampoco existen en el reino animal. No obstante, aún existe personas que creen ser mejores que otros y siguen pegados en un determinismo que obliga a continuar haciendo lo mismo que hacíamos en el pasado. La participación es la única forma conocida actualmente por el hombre que permite maximizar la búsqueda del bien común.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo en que hay una evolución social hacia una mayor igualdad, aunque todavía queda un trecho entre el Presidente de los Estados Unidos y el que limpia las letrinas de un tugurio del Bronx.

    De todas maneras, me gustaría saber qué crees que ocurriría con todas las conquistas filosóficas, educativas, éticas y con la conciencia de sí mismo, si, por ejemplo, estallara una guerra civil en un país civilizado como podría ser España.

    Te doy una referencia cercana: La guerra de Kosobo y otra no muy lejana: la guerra civil española.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Juan Bautista0:39

    Yack, la igualdad es de derechos. El voto del presidente de EEUU vale lo mismo que el voto del que limpia las letrinas de un tugurio del Bronx. El acento de los países democráticos hoy está en lograr la libertad e igualdad de oportunidades. Para allá vamos. De hecho el sueño americano se entiende como la igualdad de oportunidades y libertad que permite que todos los habitantes de Estados Unidos logren sus objetivos en la vida únicamente con el esfuerzo y la determinación.

    La pregunta no es que pasaría con los derechos si se produce una guerra civil, sino porque en un país con tradición democrática, libertad e igualdad de oportunidades se puede producir una guerra civil.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Habría que preguntar al limpiador de letrinas si cambiaría su derecho a votar por todos los derechos y prerrogativas que conlleva ser el presidente de los Estados unidos.

    El objetivo de mi pregunta es cuestionar la solidez de todas esas conquistas. Mi opinión es que para que puedan subsistir se necesita un ecosistema social perfectamente equilibrado y delicadamente ajustado.

    Cuando este clima se rompe, volvemos a mostrar nuestra naturaleza de animales implacables dispuestos a cualquier cosa por sobrevivir y defender nuestras creencias e intereses. Y olvidar que bajo la capa de buenas maneras hay una fiera letal, es una actitud muy peligrosa.

    Y la única estrategia que funciona para evitarlo es el respeto riguroso de la ley, te guste o no te guste, te parezca justa o no.

    Saludos.


    ResponderEliminar
  9. Juan Bautista6:50

    Yack, el derecho a votar lo tienen todos. Los derechos y prerrogativas que tiene un presidente hay que ganarselo en una elección. No veo donde viene al caso tu comentario.

    En cuanto a la solidez de las conquistas, obviamente no son absolutas. No existe nada que sea absoluto. Pero sin duda las organizaciones humanas van a una mayor participación. Existe cada vez mayor consenso de los derechos de todos los hombres, gracias a la globalización y las comunicaciones. Y esos derechos humanos se logran mejor con la participación ciudadana en la determinación de la forma de gobernar y quién debe hacerlo, como asimismo de las normas que deben regular la convivencia.

    El respeto de las leyes no es a ultranza. Si llega un dictador por la fuerza y hace una constitución a su gusto, probablemente se generarán grandes conflictos por que las normas y leyes se impusieron; no hubo participación. Las normas injustas no prosperan, aunque sean a la fuerza. Si hay democracia y esas leyes son un "acuerdo" de los ciudadanos no cabe duda que existirá un mayor respeto y apego a ellas. Así de simple. Y eso es lo que está exigiendo la gente. Normas producto de acuerdos. No impuestas.

    Yack la democracia se ha logrado gracias a que muchos han dado su vida por ella; grandes revolucionarios, estadístas y pensadores que han luchado por los principios que representan los derechos de todos los hombres, no el derecho propio y egoísta. Y es gracias a esos hombres que se han alcanzado organizaciones más apropiadas para alcanzar el bien común. La democracia no es producto del azar. Es lo que que el hombre conciente es capaz de construir.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Juan, mi tesis es que eso de que "somos todos iguales" es un de las mayores falsedades que han circulado nunca por la mente de los seres humanos.

    Lo que ocurre es que los nuevos sistemas políticos se basan en la legitimación del poder (de los que mandan) a través de la ficción de que todos somos iguales y tenemos las mismas oportunidades y derechos. La idea es, ha sido siempre, convencer a la masa de que no deben aspirar a arrebatar el poder a los que mandan, ya sea porque el que manda es de origen divino, de sangre real, es el más fuerte e implacable o está legitimado por las urnas.

    Tener un mismo tratamiento ante la ley e igualdad de oportunidades es, sin duda, una conquista muy valiosa de los países más avanzados, pero de ahí a afirmar que todos somos iguales hay un abismo.

    Ni somos iguales, ni podemos serlo, ni sería bueno que lo fuésemos porque uno de los motores del progreso humano es el afán de prosperar y de ascender en la escala jerárquica. La clave del fracaso de los regímenes marxistas fue precisamente su afán de que todos fueran iguales (con excepción de las clases dirigentes que eran más iguales que los demás).

    Y en cuanto a la observancia de las leyes, mi experiencia es que en España se respetaron a rajatabla durante 50 años unas leyes ilegitimas, mientras que durante el periodo anterior de plena legitimidad democrática se incumplieron sistemáticamente y de ahí que se liberara la fiera que todos llevamos dentro y acabara todo en un baño de sangre y en un sistema político que, aunque no tuviese legitimidad democrática, al menos funcionaba porque conseguía que se respetara la ley, que es la condición necesaria y suficiente para que una sociedad funcione y pueda progresar.

    Y la democracia sólo es la forma de gobierno que funciona mejor en los países ricos y avanzados, pero que deja de funcionar cuando se pierde, o nunca se ha tenido, el respeto a la autoridad y a la ley.

    El progreso no se alimenta con la sangre de los héroes ni con las ocurrencias de los ideólogos, sino con la mejora progresiva de las condiciones de vida, sostenida en el progreso científico y tecnológico que genera las condiciones para que se desarrollen los sistemas democráticos modernos.

    En la revolución soviética, por ejemplo, murieron muchas personas para alcanzar el paraíso marxista y sólo llegaron a construir un mundo de pesadilla.

    No creo en el progreso basado en héroes, en el crimen y en la muerte de inocentes, sino en el que se sostiene en una evolución sostenida, fundamentada en el avance tecnológico y científico.

    Y si llevaras razón, no se producirían guerras civiles en los países democráticos y sería posible llevar a los países africanos nuestros modelos democráticos con la misma facilidad que llevamos los teléfonos móviles.

    Lo único que cambia la vida de los pueblos atrasados es la transferencia de tecnología civil. Lo demás surge espontáneamente con el paso del tiempo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Juan Bautista0:22

    Yack, no me lleves para donde no he ido. Claramente me he referido a los mismos derechos y las mismas oportunidades. Es una obviedad que somos todos distintos. La democracia no se basa en que todos somos iguales, sino que siendo todos distintos tenemos los mismos derechos y obligaciones, sea el presidente de la república o el limpiador de letrinas, y cada uno, de acuerdo a las diferencias naturales y sus respectivos intereses y esfuerzos personales tendrá la libertad de acción para emprender lo que desee, respetando la normativa y leyes que se han construido con el consenso mayoritario de los ciudadanos.

    La democracia es una concepción filosófica del hombre que efectivamente se fortalece con la igualdad de oportunidades, el nivel de educación y un modelo económico consistente con la concepción democrática.

    Fíjate que cuando tú dices que es el que funciona mejor, estás haciendo una declaración de valor. Funciona mejor para qué; cuáles son los objetivos que tu consideras relevantes para decir que la democracia funciona mejor que otros modelos; ¿bien común, libertad, éxito económico? Estamos filosofando.

    La razón por la que funciona mejor es porqué es participativa. Todos los mismos derechos ciudadanos. Se elimina la jerarquía animal. Así de simple.

    A mí me parece que no es cierta la afirmación de que muchas personas creen que somos todos iguales. Me parece que deben ser muy pocos los que puedan pensar esto. Si me parece que son muchos los que opinan que todos deben tener los mismos derechos ciudadanos, y que no existe gente de primera y segunda, a personas que se le aplican algunas leyes y a otras no. Lo mejor o peor que seamos se verá reflejado en las actividades que desarrollemos, de acuerdo a nuestras capacidades y esfuerzos personales. Pero a priori no podemos decir objetivamente y en términos generales que uno es mejor que otro. Algunos serán mejor para una cosa y otros mejores para otras. ¿Cuál vale más? El que tiene mayor renta, el que es mejor persona, el que es más feliz, el que es más libre. Nuevamente filosofamos.

    Cuando hablo de que muchos han dado su vida, no me refiero solamente a morir por algo, sino al trabajo de toda una vida para alcanzar un objetivo. Y ese objetivo es el de lograr el progreso para todos los hombres y no sólo para un puñado de elegidos. Tú me podrás decir que existiendo progreso científico y tecnológico estamos bien, pero de poco sirve si son sólo algunos iluminados, o aquellos que tú señalas como mejores, los que pueden redituar de ese progreso. Y existen muchos de estos casos, por ejemplo en los países árabes. Es el bien común lo que importa. Y este tema no es capaz de solucionarlo ni la ciencia ni la tecnología, ya que como te he señalado ambos son ciegos. Solo lo podemos enfrentar si logramos alcanzar una concepción consensuada del hombre acorde con ese bien común. ¿Será con democracia? Filosofía Yack. Ni ciencia ni tecnología. No estoy de acuerdo en lo que tú dices, que el progreso “se sostiene en una evolución sostenida, fundamentada en el avance tecnológico y científico.”, sino en el mayor logro del bien común del ser humano, que no es lo mismo.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  12. todos somos iguales en sircunstancias distinas
    a quien se crea con mas o menos importancia en el medio preguntese si esa posicion le aporta algun valor a su vida aparte de los que le suprime

    ResponderEliminar
  13. En mi opinión, somos animales jerárquicos y al igual que otras muchas especies, desde que nacemos hasta que morimos intentamos destacar sobre los demás porque nos gusta y eso forma parte de la esencia del progreso.

    No se trata de que el afán de superación sea bueno o malo, sino de que es útil para el progreso de la especie y esa es la única razón que necesita la Naturaleza para implantar una norma general.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Nos gustaría conocer tu opinión sobre el tema!
______________________________________________________
Si te interesa este tema y quieres recibir por correo los nuevos
comentarios pulsa sobre la opción AVISARME.
______________________________________________________