Si te interesa reflexionar sobre ciertos temas, dar tu propia opinión, conocer la de otros y debatirlas constructivamente, te invitamos a participar en este blog.
Elige el tema que te interese en la columna derecha, sección Temas tratados y escribe tu propia opinión.

~ Todos los temas están activos ~

¿Por qué no nos suicidamos?

La mayoría de los seres humanos poseen un fuerte deseo de vivir aún en las condiciones más desesperadas y sólo en un reducido número de casos optan por la autolisis.

La pregunta que nos haremos en esta tertulia es si el suicidio es un acto de suprema racionalidad o de extrema locura.

Cuando la vida no guarda ninguna esperanza, y sí la certeza de un sufrimiento ilimitado, ¿por qué seguimos aferrados a una vida dolorosa y sin sentido? En definitiva ¿por qué no nos suicidamos?

Tal vez, al contestar a estas preguntas, encontremos la razón última que nos trajo al mundo de los vivos y que nos mantiene en él con obstinación pertinaz.

10 comentarios:

  1. Anónimo1:15

    No creo que sea un estado de locura, al intentar suicidarse. Mas creo que es un sentimiento de desesperacion, y una gran baja del animo.

    Hay razones para vivir como tambien hay razones para morir. Pero es uno el que elige que razones tomar.

    Pero una buena razon para optar por la vida es que de ella podemos sacar por lo menos una sonrisa, aunque en casos la vida es mas sufrimiento que alegria. Pero de la muerte no podemos sacar nada de nada.

    Y en en la actualidad (si se puede acceder) estan los farmacos antidepresivos que son super efectivos acompañados con un tratamiento adecuado. Pero es importante la paciencia con el tratamiento y con la enfermedad por que aveces puede durar años y años, despues es muy probable que la persona se recupere.

    Writkas

    ResponderEliminar
  2. Añadiría a las razones que has apuntado para seguir viviendo y a las promesas medicas en relación con el tratamiento de la depresión dos argumentos adicionales. Uno de corte existencialista y otro objetivo:

    La vida es lo único que tenemos.
    Surgimos por casualidad tras miles de millones de años de oscuridad. Nuestra conciencia lucirá durante escasos instantes y, finalmente, volveremos para siempre a la oscuridad.
    Creo que merece la pena, aunque sólo sea por disfrutar de ese sorprendente espectáculo que es la realidad, agotar hasta el último segundo esa fugaz ventana de conciencia que nos ha sido concedida, siempre que el precio no se vuelva insoportablemente elevado.
    Y entrando en un terreno más prosaico y objetivo, somos máquinas evolutivas dirigidas por un programa que se manifiesta en nuestra conciencia a través del dolor y del placer. Cuando por alguna razón (enfermedad, defecto genético o circunstancias ambientales extremas) el dolor sobrepasa cierto umbral y las expectativas futuras son excesivamente dolorosas, se libera el mecanismo de seguridad, y nos está permitido suicidarnos para dejar un hueco que pueda ocupar otro semejante con más expectativas de supervivencia y de éxito. El dolor, en general es el testimonio inapelable del fracaso del proyecto vital y la muerte la sentencia del mecanismo de selección natural que nos ha traído aquí. Acelerar el final desde la propia voluntad del sujeto es un avance adaptativo que sólo se puede permitir el homo sapiens.
    El suicidio es, en definitiva, un mecanismo adaptativo más de la especie humana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:22

    Tu comentario sobre el mecanismo adaptativo me recordó a Dune, de Herbert.
    La Bene Gesserit ponía el ejemplo del animal atrapado en la trampa de un cazador para exponer las diferencias de conducta entre la bestia y el hombre en caso de crisis. Según esto, la astucia del animal se limitaría a amputarse el miembro que tuviese sujeto con tal de escapar del dolor y la muerte. El humano, por el contrario, aguantaría el dolor que pudiera provocarle el cepo y esperaría la venida del cazador fingiendose muerto, para intentar matarle eliminando así un peligro para su especie.
    Leído en su contexto adquiere mayor significado.
    Es curioso lo de muchos suicidas que por alguna razón se han salvado y cuentan que justo en el momento de la acción sin posibilidad de retorno (sea salto, colocarse delante de un autobus, o lo que sea)se dan cuenta en una fracción de segundo que todos sus problemas tenían solución. Según dicen les viene de golpe una lucidez sobre si mismos en la que ven salidas evidentes a las previamente insuperables dificultades que motivaron su decisión de morir. Habrá de todo, claro.

    Alejandro.

    PD: Yack te debo una respuesta en el post de la explotación de países pobres. Estoy buscando un informe que leí hace poco sobre las predicciones demográficas del planeta para los próximos cincuenta años y de como éstas afectarán la economía de los emergentes. Por supuesto casi todas las potencias occidentales tendrán un aumento mínimo, por no decir lo contrario, de sus poblaciones. A ver si lo localizo y cuelgo el enlace. En cualquier caso te agradezco tu respuesta.

    Un saludo también a Warrior.

    Como siempre proponiendo temas interesantes.

    ResponderEliminar
  4. Hola Alejandro, interesante propuesta la tuya al citar a la Bene Gesserit, aunque sea fuera de contexto.
    No estoy muy seguro de que un ser humano sea propenso a sacrificarse por el bien de la especie (los mejores en eso son las descerebradas hormigas), y en el supuesto de que alguien se hiciese el muerto, al caer en una trampa, obedecería más a una esperanza de salir ileso del incidente que al pequeño beneficio que supondría para la especie matar al enemigo.
    Pero tampoco esa argucia le aseguraría el éxito porque el cazador, si también es humano, lo remataría antes de ponerse a su alcance, usando su cerebro para contrarrestar las habilidades estratégicas de su víctima inteligente.
    No obstante,el odio inducido por la educación hacia el enemigo, podría plasmarse en un comportamiento del tipo que propones, aunque no sería algo innato, sino relativo a ciertas culturas guerreras y primitivas.

    Yo creo que lo que distingue al hombre de los animales, más que sus objetivos vitales básicos, es su capacidad para imaginar soluciones complejas y, por tanto, más eficaces. Y eso, por la única razón de que posee una cantidad extra de neuronas que pueden dar soporte físico a sus habilidades intelectuales.
    Mi tesis sobre el suicidio humano se basa en que la Naturaleza nos ha obsequiado con un dispositivo de muerte anticipada que, en base a nuestra capacidad de predecir el futuro, puede eliminarnos (y dejar un hueco para un semejante) antes de que se produzca la muerte por causas externas. Así, acortando un sufrimiento seguro e innecesario al individuo (no hay esperanza), mejora las expectativas de la especie. Pero el individuo no se suicida (ni se reproduce) para favorecer a la especie, sino para evitar un sufrimiento o buscar un placer, aunque como el placer/sufrimiento del individuo está vinculado genéticamente al beneficio/perjuicio de la especie, se consiguen ambos objetivos simultáneamente.
    Gracias por tus interesantes aportes y espero con interés tu comentario sobre la explotación de los países pobres.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, yo pienso que el suicidio no es algo por el bien de la especie ni que conlleve a lo mismo. Sino solo una enfermedad. Es que todos (creo), que podemos tener una depresión tan grande como para quitarnos la vida, solo basta con un contexto adecuado para ello. Y muchos tienen la opción de salir de esas depresiones aun que sean tremendas o por muy duraderas, y sin embargo igual tienen riesgos de suicidio, aun que después, tal vez, se recuperen completamente. La depresión, por lo menos la depresión normal, es como un resfriado que viene y luego se va. Pero la depresión sigue teniendo riesgos de suicidio.

    Puede confundir el echo de que los suicidas se sientan que valen mas muertos que vivos, pero eso es parte de la enfermedad.

    Recordemos que las enfermedades no están planeadas, son partes del 'azar' de la realidad.

    Sobre el momento de lucidez que comentó Alejandro. No creo que sea cierto mayoritariamente. Por que muchas personas que han intentado suicidarse fracasan en sus primeros intentos, pero luego siguen mas intentos de suicidio. O sea ese momento de lucidez no existe mayoritariamente.

    Sobre de que la gente suele cuestionar los intentos de quitarse la vida del afectado. Piensan que las personas lo hacen para llamar la atención de los demás, tal vez tenga algo de cierto, para que sean entendidos o la gente de su alrededor tenga conciencia de la gravedad de su estado. Pero también debemos saber que la mayoría de los intentos de suicidio fracasan, sobre todo los primeros intentos, pero sin embargo cada vez los intentos que siguen son mas graves y mas decisivos. Suicidarse es una decisión tremenda, se deja ciertas posibilidades de vivir, mas se suman los mecanismos biológicos que se activas para que no ocurra tal acto como lo es el miedo, o a veces crisis de pánico. Esos cuestionamientos de la gente y esa sensación de incomprensión de las personas que lo rodean son muy dolorosos para los afectados. Hacen que los posibles próximos intentos de suicidio, del afectado, sean mas arriesgados y mas decisivos, para no hacer el ridículo de nuevo. Eso es muy importante por si alguien tiene una relación de cualquier tipo con este tema.

    También se dice que los afectados no toman en cuenta el sufrimiento de los demás, pero en realidad son los demás los que no consideran, por que los demás (seres queridos) son unas de las principales causas para no quitarse la vida. Los demás son los que no comprenden el doloroso estado.

    Piensen, que hay padres que hasta se enojan con su hijo por que se intento suicidar.

    En este tema son los demás los que no comprenden.

    Los que les interesa mas este tema:
    Redes 48 - El suicidio se puede evitar

    Realmente me da envidia este programa español, por que acá en Chile, realmente, incluso el canal nacional, disculpen el tono xD, los canales y programas de tv son una mierda xD.

    Saludos a todos xD que estén bien.

    ResponderEliminar
  6. Evidentemente Writkas, la mayoría de los suicidios responden a enfermedades mentales, como bien dices, pero no siempre es así.

    Existen suicidios, como los de los camicaces o los terroristas que obedecen al deseo de hacer un servicio a la comunidad, un acto altruista en fin, aunque con su recompensa emocional o en el más allá, como todos los actos altruistas.

    No obstante, tratando de profundizar algo más, cabría estudiar el suicidio como una opción adaptativa de la especie humana. Su incidencia es tan elevada, en relación con su extrema gravedad (la muerte del individuo) que tal vez requiera una explicación en términos de utilidad para la especie.

    En este sentido me arriesgo a suponer que cuando el cerebro pasa por un largo y profundo periodo depresivo, puede entenderse como un fracaso continuado y severo de ese individuo.
    En tal caso caben dos soluciones: dejarlo vivir hasta su muerte natural o bien aniquilarlo para dejar su lugar a otro miembro de su especie más exitoso.
    Aunque puede considerarse que sería éste un mecanismo cruel, recordemos que la Naturaleza, a través de la selección natural, sólo está interesada en los mecanismos que benefician a la especie, antes que al individuo.
    Y tal vez, en base a ese presupuesto, el suicidio tenga su base en un mecanismo de autoselección natural, es decir, en la autoeliminación a partir del estado mental de fracaso sistemático del individuo.

    Pero esta no tendría que ser la causa de todos los suicidios, sino una especie de mecanismo común adaptativo similar, pero contrapuesto, al que gestiona el deseo de vivir que poseemos todos los seres vivos.

    En cuanto a tu comentario de redes, míralo por el lado positivo: También desde Chile y gracias a Internet y a compartir la misma lengua, podéis disfrutar de él.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. Yack, en realidad ahora encuentro que tus argumentos son convincentes. Y en realidad no puedo refutarlos.

    Por que es cierto que la naturaleza o, poder decir, el azar evolutivo no tendría por que eliminar este tipo de mecanismos, ya que al final sirven para la especie. Pero como bien dices no todos los casos tienen que ser así.

    Y también existe el caso de algunos leones que matan a las crías de los otros leones padres. Para poder reproducirse con la madre y tener sus propias crías. Y aquí existes una cualidad que vela por el bien de la especie. Pero en este caso las otras razas son las afectadas. Este es un ejemplo de que la evolución puede ser muy cruel, puede dejar que pase esto si no existe intervención y es efectivo.

    Pero también otro camino que pude tomar esto de "por el bien de la especie", es simplemente la decisión de el/los individuo de no tener hijos, o también de no poder tener hijos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola Writkas, has puesto un ejemplo interesante en relación con la reproducción.

    En teoría, cabría suponer que lo más importante que hace un individuo es reproducirse.

    Sin embargo, sabemos que el ser humano sólo puede reproducirse cuando está en plenitud de sus facultades físicas (joven y sano) y no está deprimido o asustado.

    Es como si el mecanismo reproductivo sólo funcionase cuando su poseedor cumple con unos baremos mínimos de idoneidad.

    Tal vez la razón de ello sea que la especie no está interesada en que aumenten el número de ejemplares de baja calidad. Es el mismo caso de los harenes en algunas especies.

    Sólo el macho dominante, que ha demostrado su superioridad, tiene la opción de diseminar sus genes por el repositorio genómico de la especie.

    Probablemente, la especie humana, debido a sus especiales características posee sus propios y sutiles mecanismos de autoselección entre los que podría estar el suicidio.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  9. Hola...creo que el suicidio, no es un apto propio de una condición de enfermedad mental, creo que es un apto de profunda reflexión en muchos casos, acompañado de circunstancias propicias para llegar a la decisión propia del suicidio.Pero aun mas creo que es un apto de profundo egoísmo, hacia su familia e hijos.Todos deseamos vivir, la gran mayoría teme a la muerte o aun mas a la forma que va a morir.
    Entonces aquellos que buscan la muerte por si mismo, pierden todo raciocinio y no anteponen lo bueno de la vida ante lo malo, de la muerte.
    Los que dicen suicidarse por amor, no solo buscan acabar con sus vidas, quieren acabar con las de los seres que ellos culpan de sus desgracias, eh hay por que siempre un suicida deja una nota, explicando su acto, y pidiendo perdón al resto de personas que no tenían nada que ver con su decisión. Pero podríamos observar que en un alto porcentaje utilizan palabras para que sus parejas queden siempre marcadas y sientan esa culpa de su muerte.
    Los suicidas para mi, son personas que no saben como expresar sentimientos, como hacer que esos sentimientos de recelos, sufrimientos o frustraciones afloren y puedan buscar ayuda en amigos, familias o profesionales del campo.
    Pero siempre dan muestras de lo que están pensando.
    Para mi existen varias clases de suicidas.El que en un acto de depresión opta por esta vía, solo por que no tienen la capacidad de empezar de nuevo, o por que se les exigió siempre ser los mejores y nunca se les enseño lo bueno que tiene también el fracaso. Están los que por celos, o depresiones amorosas, buscan con este acto marcar a la persona que los llevo; Según ellos a tomar esta decisión, deseándoles para siempre un vida de tormento y culpa, y están los suicidadas homicidas, que no les importa acabar con la vida de sus seres queridos, pues si no son de ellos nunca serán de nadie.Estos tal vez son verdaderos enfermos, por que no aprecian ni su vida ni la de los demás....Escribo esto un dia despues que uno de mis mejores amigos opto por este camino, sin importarle sus hijos a los cuales se que adoraba, y ellos lo adoraban mas.
    No se si sean unas buenas racionalizaciones del tema pero es lo que siento en este día........

    ResponderEliminar
  10. Como en todo lo humano, cada caso es diferente y el suicidio, como has dicho, puede deberse a múltiples causas y por eso hay que analizarlos de manera diferenciada.

    En mi opinión el suicidio tiene lugar cuando por alguna causa (enfermedad mental, situación angustiosa sin posible salida, falta de estabilidad emocional, etc.) el individuo experimenta un nivel de sufrimiento insoportable que le lleva a poner en maqrcha la única solución posible a su situación: acabar con su vida, o lo que es lo mismo, con su sufrimiento.

    Juzgar a una persona en ese estado mental es inútil y hasta injusto, porque lo hacemos desde una posición psicológica diferente y mucho más ventajosa.

    Hay que tener presente que lo que cuenta en este caso no es la situación objetiva sino cómo es percibida esa situación por el suicida y eso es algo que nunca sabremos.

    Cuando juzgamos a otra persona, y en particular a un suicida, aplicamos unos criterios que pueden ser válidos para personas que no han traspasado esa frontera espantosa en la que la muerte se convierte en algo deseable, frente al sufrimiento insoportable y sin esperanza asociado a la vida.

    El sufrimiento intenso bloquea las funciones cerebrales de alto nivel y sólo persisten las fuerzas primarias responsables de hacer cesar el dolor a cualquier precio. Si, por ejemplo, te estás asfixiando, el sufrimiento es tal que no te queda espacio para pensar en los demás porque el afán de respirar lo ocupa todo.

    En resumen, creo que no podemos ni debemos juzgar a un suicida porque éste está atrapado en una situación emocional tan intensamente dolorosa que no podemos comprender.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Nos gustaría conocer tu opinión sobre el tema!
______________________________________________________
Si te interesa este tema y quieres recibir por correo los nuevos
comentarios pulsa sobre la opción AVISARME.
______________________________________________________