Si te interesa reflexionar sobre ciertos temas, dar tu propia opinión, conocer la de otros y debatirlas constructivamente, te invitamos a participar en este blog.
Elige el tema que te interese en la columna derecha, sección Temas tratados y escribe tu propia opinión.

~ Todos los temas están activos ~

¿Qué es la fama?

Podríamos considerar que la fama es el estado que un individuo alcanza cuando es conocido y reconocido en un ámbito mayor que el que le corresponde a la mayoría de sus conciudadanos.  Según esto, la fama es tanto mayor, cuanto más numeroso sea el conjunto de personas que conocen al famoso y mayor su ámbito geográfico (barrio, ciudad, país, continente, planeta), pero ¡cuidado! Hay mala y buena fama.

Nerón y Julio Cesar son igualmente famosos, pero a Nerón se le conoce por sus maldades y a Cesar por sus brillantes victorias militares y su buen juicio político.
Entonces, ¿es bueno o malo ser famoso?

Evidentemente la mala fama obra en contra de los intereses del individuo y, salvo casos especiales, nadie la busca ni la desea, sino que le sobreviene con motivo de una actuación inmoral, que por accidente salió a la luz.

Sin embargo, la buena fama es una situación positiva que casi todos buscamos. De alguna manera, la buena fama es el testimonio fehaciente de que hemos conseguido una hazaña que muy pocos de nuestros semejantes han conseguido. Desde matar al dragón que retenía a la princesa hasta vender un millón de libros o de discos, es algo que requiere una capacidad y un talento excepcional.

Por otro lado, la fama nos reporta un sinfín de ventajas: Gente a la que no conocemos, nos tratará con mayor deferencia que a sus propios amigos y se ofrecerá generosamente a satisfacer nuestros más mínimos deseos, aunque sólo sea para alardear luego de haberse relacionado con un personaje famoso. Todas las puertas se abren al famoso, antes incluso de que las golpee con sus nudillos, siendo el caso que el resto de los mortales debemos pagar un elevado peaje por cada puerta que queremos abrir.

La fama, por tanto, actúa como un sistema de super recompensa social que premia al que consigue sobresalir en alguna actividad bien valorada por la sociedad. Y para conseguir ese gran premio que es la fama y sus muchas ventajas, todos realizamos un sobreesfuerzo en la esperanza de llegar algún día a ser famosos. Y eso es bueno para la sociedad y también para el individuo que la consigue.

Aquel que desprecia la fama, y alardea de ello, imita a la zorra que al intentar, sin éxito, alcanzar las uvas, exclamó: ¡No las quiero, todavía no están maduras!

Nuestra misión es, en este caso, descubrir los caminos que debemos recorrer para alcanzar la buena fama, aunque sólo sea entre nuestros allegados, y comprender los mecanismos de recompensa social que pondremos en marcha si es que finalmente la alcanzamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Nos gustaría conocer tu opinión sobre el tema!
______________________________________________________
Si te interesa este tema y quieres recibir por correo los nuevos
comentarios pulsa sobre la opción AVISARME.
______________________________________________________